fbpx
SERVIR EN LA DIFICULTAD ES SOLIDARIDAD

SERVIR EN LA DIFICULTAD ES SOLIDARIDAD

 

  • El siguiente es un relato de nuestro compañero, Edgar Rodríguez Alvarado, a partir del apoyo a la CCSS en la entrega de medicamentos a domicilio, junto a compañeros de Soporte Asociativo y Corporativo, en tiempos de pandemia.

El llamado de las autoridades sanitarias de nuestro país ha sido “quédate en casa” para no contraer el virus Covid-19 y está bien, sin embargo, son muchas las personas que, por su función en la sociedad, no pueden hacerlo.

Por cosas de la vida me ha tocado, al menos por tres meses, experimentar esa sensación de peligro al no poder quedarme en mi casa realizando mis tareas en la modalidad de Teletrabajo, como un porcentaje importante de Coopelescos.

La Cooperativa, como parte de su responsabilidad social, ha colaborado con la CCSS con vehículos y trabajadores en varios Ebais, distribuyendo los medicamentos a los asegurados en sus casas.  Para este encomiable servicio, se realizan visitas domiciliarias todos los días, de lunes a viernes.

Quisiera compartirles mi experiencia durante los meses de mayo, junio y julio en los Ebais de Florencia y Santa Clara, donde realizamos la entrega de 2.100 paquetes de medicamentos, recorriendo en promedio 90 kilómetros diarios, viviendo la angustia de tener que descifrar las direcciones más inauditas que uno se puede imaginar.

Es común que se confunda el norte con el sur, el este con el oeste o cualquier combinación que ustedes deseen componer, sureste, 50 al norte, 275 este o 3 kilómetros de la Escuela, casa color papaya, 200 norte del cementerio de Florencia, casa celeste… pero la casa era color crema.  Definitivamente, debemos mejorar la cultura de la ubicación con puntos cardinales.

Otra particularidad de esta experiencia fueron los nombres de los destinatarios, aquí algunos ejemplos: Viriam, Grodno, Filomena, Delfina, Vitalina, Cruzmilda, Compertino, Rosalpina, Ondina, Doribal, Auden, Declan, Chester … y lógico al preguntar a los vecinos por ellos, nadie los conocía porque la “cultura” de los apodos o el “como le dicen” a una persona nos daba un factor negativo para poderla ubicar.

En esta experiencia me acompañaban funcionarias de los Ebais, lo que fue muy significativo compartir con personas de otras instituciones.

Creo que la Cooperativa realizó un excelente aporte en esta pandemia y lo que percibí fue que la gran mayoría son Asociados de Coopelesca y se mostraban agradecidos por el aporte que estábamos dando, ya que realmente se visitaban a muchos adultos mayores, personas de alto riesgo, otros con niveles de pobreza extrema, que tienen dificultad de trasladarse a retirar sus medicamentos.  No dejo por fuera a otros que todavía tienen pánico de salir de sus hogares ante el temor de adquirir el virus.

A pesar del riesgo de contagio por estar expuestos, estaba confiado de que estábamos protegidos por la cantidad de bendiciones que recibíamos todos los días de aquellas personas agradecidas por no tener que salir de sus casitas.

¡Muchas gracias Coopelesca por este aporte!

Social
Publicado el