fbpx
«Se alcanza el éxito con esfuerzo y trabajo»

«Se alcanza el éxito con esfuerzo y trabajo»

Edgar Ugalde Álvarez

A sus 6 años de edad, vendía maní en las calles de Ciudad Quesada.  Hijo de una familia de escasos recursos económicos, tuvo otros oficios como limpia-botas, vender chances, cajetas y todo tipo de confitería, para mantenerse y aportar dinero a la casa.

Siendo aún muy niño fue mensajero de telégrafo y cartero. Se ganaba 125 colones al mes en ese tiempo. Dice que vendía de todo y que la gente le compraba porque veía a un chiquillo muy pequeño de estatura, pero pulseador y conocido por todos.

Siempre recuerda de una forma muy especial a Elias Kooper porque siendo aún menor de edad, le otorgó un permiso para vender chucherías después de las 7:00 de la noche en los cines de Ciudad Quesada.

Llegó a trabajar a la Panadería de Don Inocente Hidalgo porque su hermano Carlos trabajaba en el Almacén Hidalgo Quirós.  Fue en la panadería donde conoció a su gran amigo del alma, el Doctor Sergio Murillo.

Hay un pasaje conmovedor en la historia de Don Edgar…  sus dos hermanos mayores no pudieron estudiar por las circunstancias de la época, muy difíciles, y la ilusión de su madre era que Edgar sacara el sexto grado. El más pequeño de la casa lo logró, pero su madre no pudo verlo, ni celebrar ese día.

Feliz de cumplir el sueño a su progenitora, corrió a su casa, pero encontró a su madre en el suelo con un derrame fulminante. Tuvo que recurrir a apoyo para trasladarla a un centro médico.

Afirma que no estaba entre sus planes ser diplomático, pero las circunstancias lo encarrilaron a esas filas.  El ex embajador, Gonzalo Facio Segreda, vio una estrella en él, estrella que brilló para el bien de Costa Rica.

Encontró el amor en Bruselas y dice que se casó viejo con Haydee María Soley Umaña.  Es Padre de tres hijos y ya disfruta de los nietos.

Don Edgar Ugalde ocupó el cargo de  Viceministro de Relaciones Exteriores y Culto de nuestro país en la administración del presidente Oscar Arias Sánchez 2006-2010 y fue Agente de Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Holanda, donde defendió nuestros derechos de navegación en el río San Juan, junto a un selecto grupo de juristas.

Como diplomático de carrera fue embajador en varios países, entre ellos:   Nicaragua, Colombia, Bélgica y los países bajos; fue representante permanente de Costa Rica ante la OEA.

Ha sido diputado por el Partido Liberación Nacional en dos ocasiones (1982-1986, 1990-1994).

Es un gran enamorado de San Carlos, de la lectura, de su familia y de las buenas conversaciones con amigos y conocidos.  Fue un hombre de confianza de dos expresidentes de Costa Rica:  José Figueres Ferrer y Luis Alberto Monge Álvarez.

Coopelesca
Publicado el